Tiempo de cocción de las alcachofas

En esta entrada encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el Tiempo de cocción de las alcachofas. Esto es muy importante, ya que las Alcachofas o Alcaucil son perfectas en preparaciones como ingrediente principal o el vehículo ideal para cualquier preparación, ya que combinan con casi todo.

Ahora bien, considerando todo esto es difícil creer que muchas personas optan por no usarlas. Como siempre la razón es el desconocimiento, ya que gran parte no sabe como cocinar alcachofas o tienen miedo de fallar en ello. Si se tiene en cuenta que hablamos de un producto que cambia de color por la oxidación, es comprensible.

Por esta razón conversaremos un poco sobre cómo cocinar las alcachofas, desde su correcta limpieza hasta algunas recetas y combinaciones interesantes. Acompañadme y no te pierdas ni un solo detalle.

En Tiempo de Cocción hemos creado un grupo de Telegram únete aquí ya somos más de 300 personas hablamos de recetas y de más cosas que tengan que ver con el mundo de la cocina :D
Ver aquí tabla de contenido:

    Como limpiar y preparar las alcachofas para su cocción

    Como conversábamos al inicio, la alcachofa es uno de los vegetales que aparenta ser muy difícil de preparar, pero en realidad es todo lo contrario. Esta mala impresión se debe a sus cambios de color y la coloración que se genera en las manos por su manipulación.

    No obstante estos son solo detalles, ya que todos pueden ser disminuidos al realizar un correcto proceso de limpieza y preparación de las mismas. Además de la aplicación de un par de trucos que te enseñaré a lo largo del proceso.

    Para comenzar con buen pie el procedimiento, lo primero que necesitamos es preparar los siguientes implementos:

    • Cuchillo 
    • Tabla de picar 
    • Bol con agua fría 
    • Limón y perejil 
    • Cuchara 
    • Tijeras de cocina 
    • Alcachofas frescas 
    • Pelador de vegetales 
    • Opcional: Azúcar

    Pues bien, una vez encontramos todos los productos e implementos anteriormente mencionados, procederemos a ejecutar los siguientes pasos:

    • En primer lugar, tomamos las alcachofas y las colocamos en la tabla de cortar, con ayuda de un cuchillo procedemos a cortar la corona superior. (el tamaño del corte será proporcional a la receta que prepararemos con las mismas, en el caso de unas alcachofas al vapor o rellenas solo cortaremos un par de centímetros, mientras que para aquellas preparaciones que ameriten solo el corazón realizaremos un corte mayor. Aproximadamente la mitad de la pieza).
    • Una vez realizamos el corte superior, procedemos a cortar con las tijeras las puntas de las hojas exteriores, en especial si las mismas se encuentran maltratadas. (En el caso de utilizar solo el corazón, quitaremos la mayor parte de los pétalos que se encuentran en la capa exterior).
    • A continuación, con ayuda del pelador de vegetales retiramos un par de capas del tallo y cortamos entre 1 a 2 centímetros del mismo. Luego tomamos nuestra cuchara y retiramos la pelusa blanca que se encuentra en el centro de la alcachofa. Este paso es fundamental, ya que la ingesta del mismo es potencialmente peligrosa. 
    • Una vez limpia nuestra alcachofa, la introducimos dentro de nuestro bol con un chorrito de limón o el perejil (ambas opciones funcionan bien). Y a la hora de proceder con la preparación, simplemente secamos un poco con papel absorbente o toalla de cocina y procedemos con los pasos pertinentes a la receta en particular.
    Cómo cocinar alcachofas

    Ahora bien, en caso de que visualicemos una coloración oscura en nuestras manos, procedemos a frotarlas con medio limón al que añadiremos un poco de azúcar, luego removemos con agua y jabón.

    ¡Ves que fácil es!

    Con solo recordar y aplicar este procedimiento, te puedo asegurar que nunca más le vas a dar la espalda cuando llegue la temporada. Ahora veamos cuáles son los métodos y tiempos de cocción de las alcachofas.

    Cómo cocinar las alcachofas

    Cabe señalar que otro de los puntos fundamentales para asegurar la ejecución de un plato exquisito y exitoso con este vegetal, se encuentra en respetar los tiempos de cocción de las alcachofas.

    A continuación, vamos a comprobar la versatilidad de las alcachofas, esto por medio de los métodos y tiempos de cocción que aplicaremos a las mismas.  

    En Tiempo de Cocción hemos creado un grupo de Telegram únete aquí ya somos más de 300 personas hablamos de recetas y de más cosas que tengan que ver con el mundo de la cocina :D

    Cómo cocinar las alcachofas en olla a presión

    Una de las grandes ventajas de la olla a presión u olla express es que el tiempo que se necesita para su cocción se reduce considerablemente, lo cual es un punto positivo si no disponemos del tiempo suficiente para cocinar.

    Como se menciona anteriormente, el tiempo de cocción se reduce bastante, ya que hablamos de unos 15 minutos aproximadamente. Y los pasos a seguir para cocinar las alcachofas serán los mismos que aplicamos en el punto anterior. Es decir, se deben limpiar, lavar y posteriormente cocinar, aunque con la olla a presión no debemos preocuparnos por el tiempo.

    Cómo cocinar las alcachofas hervidas

    Cocinarlas de esta manera es la forma tradicional, común y simple que podemos ejecutar. A pesar de que no a muchas personas les apetecen unas alcachofas hervidas, este es el método de cocción ideal para convertir este producto en la base para la preparación de otros platillos.

    Generalmente estas se hierven justo después del proceso de limpieza, la cantidad de capa externa a remover queda a discreción del cocinero y removemos el tallo de las mismas para asegurar la estabilidad en su cocción.

    La manera de cocinar las alcachofas de esta forma es poniendo una cazuela con agua hasta la mitad de su capacidad, incorporar nuestras alcachofas y llevar al fuego. Se le puede agregar al agua un poco de sal para darle gusto u otra especia de su preferencia.

    El tiempo de cocción aproximado será de unos 20 minutos, aunque todo dependerá del tamaño de las mismas. Una vez hayan pasado 15 minutos aproximadamente podemos pincharlas con un tenedor para verificar su dureza.

    Cómo cocinar las alcachofas en olla normal

    A diferencia de la olla express el tiempo de cocción de las alcachofas en olla normal será un poco más largo. Para que las mismas queden bien cocidas debemos agregar agua con sal y un poco de perejil al agua de la olla, además, también debemos asegurarnos de limpiar bien las alcachofas.

    Una vez que lo anterior esté hecho, se procederá a poner la olla sobre la llama y dejar que el agua empiece a hervir. Cuando el agua rompa hervor agregamos las alcachofas, las cuales estarán listas cuando estén suaves. Para comprobar esto podemos pinchar con un tenedor.

    El tiempo de cocción de las alcachofas en la olla normal será de unos 20 minutos aproximadamente, aunque como hemos mencionado anteriormente, después de un tiempo se puede utilizar un tenedor o un palillo para corroborar que estén listas.

    Cómo cocinar las alcachofas al vapor

    Cocinar las alcachofas al vapor es una de las formas más lentas que existe, en especial si se cocinan enteras. Aunque también pueden cocerse al horno, muchos prefieren esta la técnica del vapor porque existe la creencia de que mantienen mejor sus propiedades con este método.

    El tiempo de cocción de las alcachofas al vapor será de unos 25 a 40 minutos, aunque todo dependerá del tamaño de las mismas, de igual formas si están frescas o congeladas. Lo importante es ir revisando cada cierto tiempo para que no se cocinen demasiado y cuidar la limpieza anterior.

    Cómo cocinar las alcachofas al horno

    En el caso de optar por un rostizado más rápido para nuestras alcachofas, el implemento con alto grado de practicidad es el horno. Y para aprovechar al máximo nuestro tiempo, lo primero que vamos a limpiar nuestras alcachofas quitando solo las primeras hojas junto con 2 cm de la parte superior y los cabellos del centro. Ahora puedes elegir entre cortarla por la mitad en sentido vertical o cocinarla entera.

    Para ambos casos rociaremos con limón toda la superficie del vegetal para evitar el proceso de oxidación, y luego preparamos una mezcla de 1 diente de ajo, perejil picado, 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de mostaza sal y pimienta al gusto; con esto frotamos ambas caras de la alcachofa y la colocamos en una bandeja apta para el horno. Cubrimos con papel de aluminio e introduciremos en el horno precalentado a 180 °C por 35 minutos.

    Transcurrido el tiempo retiramos el papel de la parte superior y dejamos cocinar por 15 a 20 minutos más o hasta que se aprecie el color dorado en su superficie, una vez llegados a ese punto retiramos la alcachofa del horno y servimos.

    Aunque en principio hablamos de una cantidad de tiempo superior, en comparación con las técnicas anteriores. Si consideramos que en este procedimiento nos ahorramos un par de pasos en la limpieza, obtenemos un balance que hace más apetecible esta opción.

    Cómo cocinar las alcachofas asadas

    Esta técnica de preparación es poco utilizada en este tipo de ingredientes, pero los sabores ahumados que aporta la cocción en barbacoa, en combinación con otros productos que potencien estos sabores, son la dupla perfecta para obtener un platillo que no podrás parar de comer.

    Para implementar este procedimiento de elaboración vamos a partir desde las alcachofas hervidas, no importa que sean realizadas en olla normal u olla a presión. En este punto puedes elegir entre usar este producto entero o cortarlas por la mitad.

    Luego añadimos un poco de aceite por la capa interna y externa y procedemos a sazonar ambas caras (mi recomendación es añadir sal, pimienta, pimentón ahumado y una pizca de pimienta de cayena).

    A continuación colocamos nuestras alcachofas en la parrilla de la barbacoa, preferiblemente donde las llamas no estén tan altas. Si tu asador trabaja con gas o es eléctrico, bastara con colocar una bandeja de aluminio con un par de carbones encendidos junto con astillas de madera previamente hidratadas para aportar un poco más de sabor ahumado (si agregamos un par de ramas de romero y tomillo húmedas también va genial).

    En este proceso dejamos cocinar nuestras alcachofas por 15 minutos aproximadamente, y para lograr unas marcas de parrilla perfecta te recomiendo mover las alcachofas a calor directo por los últimos 5 minutos.

    A pesar de que hablamos de un procedimiento un poco largo, te aseguro que valdrá la pena después de degustar este exquisito acompañamiento o plato principal.

    Cómo cocinar las alcachofas fritas

    Una de mis técnicas favoritas de cocción para cocinar las alcachofas es la fritura, en especial si te encuentras en la onda saludable y posees una freidora sin aceite (es la gloria y una salvación para un snack sin perder la dieta).

    Y para comenzar con la preparación, partimos de nuestras alcachofas limpias, rociamos un poco de limón por ambas caras y procedemos a cortar en láminas finas o trozos medianos, en ambas opciones picaremos en sentido vertical.

    A continuación, tomamos nuestras alcachofas y las rebozamos ligeramente con harina condimentada (en un bol colocamos harina de avena, sal, pimienta, pimentón dulce, ajo en polvo, cebolla en polvo y una pizca de pimienta de cayena).

    Introducimos en nuestra freidora de aire junto con una rociada de aceite en spray y colocamos el temporizador en 20 minutos aproximadamente, cada 5 minutos removemos el contenido para que se cocine parejo.

    En el caso de implementar el método de fritura tradicional, colocamos nuestro aceite a calentar en una cacerola hasta alcanzar los 180° centígrados, en este punto añadimos nuestras alcachofas y dejamos cocinar por 15 minutos o hasta que adquieran un color dorado.

    No importa cuál sea el instrumento que elijas, en ambos casos obtendrás un vegetal con textura crujiente y un maravilloso sabor que no podrás parar de comer.

    Cómo cocinar las alcachofas en el microondas

    Para aquellos que se excusan con la falta de tiempo para no incluir a las alcachofas en su dieta diaria, traigo el método de cocción más veloz que podemos aplicar, y lo mejor es que utilizaremos un equipo de cocina que la mayoría posee en casa ¡El microondas!

    Y para comenzar vamos a partir desde las alcachofas limpias que obtuvimos como resultado luego de aplicar el procedimiento de la parte superior, con la salvedad de que en este caso retiraremos la mayor parte de la capa exterior y nos quedaremos con el sector del corazón de nuestras alcachofas.

    Una vez listas colocamos en un recipiente apto para microondas y colocamos una 1/2 taza de agua, 1 chorrito de limón y 1/4 de cucharadita de sal para luego cubrir con papel film la parte superior e introducir el recipiente al equipo por 8 minutos a máxima potencia. Transcurrido este lapso retiramos el plástico de la parte superior junto con los restos de agua para volver a colocar en el microondas por otros 5 minutos.

    En el último tramo del procedimiento podemos proceder a sazonar nuestras alcachofas, te recomiendo aplicar un par de cucharadas de mantequilla, tomillo seco, sal, pimienta y un toque de vino blanco. Todo esto sobre la parte superior, para que sean absorbidos por la misma en el último tramo de su tiempo de cocción.

    Como cocinar las alcachofas frescas

    Crema vegana de alcachofas patatas y puerros coronada con chips de corazón de alcachofa crujiente

    Ingredientes:

    • 4 Patatas peladas y cortadas en cubos
    • 2 tazas de puerro limpio y cortado en trozos medianos
    • 4 Alcachofas limpias*
    • 1 cebolla grande picada en cubos finos
    • 4 dientes de ajo asados
    • 2 cucharaditas de tomillo seco
    • 800 ml de caldo de vegetales bajo en sodio.
    • 2 tazas de leche de almendras
    • 3 cucharaditas de aceite de oliva
    • Harina de trigo
    • 3 cucharaditas de zumo de limón
    • ½ cucharadita de hojuelas de chile seco
    • 1 taza de perejil picado
    • Sal y pimienta al gusto

    *A la hora de limpiar las alcachofas para esta Preparación, cortamos 3 cm de la parte superior y luego vamos a quitar todas las hojas externas hasta llegar al corazón y el tallo de la misma. Las capas que acabamos de retirar y el tallo lo limpiaremos como se explica en la parte superior de este post. Reservamos en un bol los corazones y en otro la capa externa y el tallo picado en trozos medianos).

    Cómo cocinar las alcachofas
    Crema vegana de alcachofas patatas y puerros coronada con chips de corazón de alcachofa crujiente

    Preparación:

    1. Vamos a comenzar esta receta colocando en una olla mediana un par de cucharaditas de aceite de oliva y esperamos a que esta tome temperatura para luego incorporar la cebolla, el ajo y el puerro, los cuales cocinaremos por unos 4 minutos o hasta que la cebolla cambie de tonalidad.
    2. Una vez llegados a este punto añadimos las hojas y el tallo de alcachofa junto con las patatas, el perejil, el caldo de vegetales y el tomillo.  Tapamos la olla y dejamos cocinar por 15 minutos.
    3. Pasado el tiempo añadimos la leche de almendras junto con sal, pimienta y nuestras hojuelas de chile seco. Continuamos la cocción con la olla cerrada por 10 minutos más.
    4. Mientras esperamos procedemos a tomar los corazones de alcachofa y con ayuda de una mandolina o un cuchillo afilado cortamos en láminas finas, para lograr unos chips de alcachofa. Con ayuda de un paño de cocina o papel de cocina procedemos a secar un poco los chips y los colocamos en un plato plano para rociar un poco de aceite sobre las mismas.
    5. A continuación, tomamos otro plato donde colocaremos 2 tazas de harina de trigo sazonada con sal y pimienta, para luego incorporar las láminas de alcachofas y rebozar ligeramente en la harina. (Por favor retira el exceso de harina de las mismas)
    6. En este punto podemos elegir entre utilizar una fritura convencional para realizar nuestros chips de alcachofa o una alternativa colocarlas en una freidora sin aceite. En el caso de la freidora sin aceite las añadimos a la cesta y encendemos en potencia máxima por 5 minutos, es recomendable revisar a los 3 minutos de cocción y mover un poco las laminas para asegurar que se cocinen de forma pareja. Para la fritura en aceite tomamos una sartén y añadimos aceite vegetal hasta cubrir la superficie, esperamos un par de minutos hasta que caliente para añadir la alcachofa y dejar freír hasta obtener un tono dorado y crujiente. Al retirar las colocaremos sobre un papel de cocina para retirar el exceso de aceite. En ambos casos sazonamos con sal, pimienta y reservamos.
    7. Con ayuda de una batidora de mano o licuadora procesamos todos los ingredientes hasta obtener una sopa con textura cremosa. Probamos para rectificar sal, pimienta y luego emplatamos en un tazón o plato hondo. Coronamos con nuestros chips de alcachofa y agregamos un chorrito de aceite de oliva para el final.
    Resumen:
    recipe image
    Nombre de la Receta:
    Tiempo de cocción de las Alcachofas
    Nombre del autor:
    Publicado en:
    Tiempo de Preparación:
    Tiempo de Cocción:
    Tiempo Total:
    Puntuación media:
    51star1star1star1star1star Based on 6 Review(s)

    Contenido Relacionado:

    Subir